♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

martes, 30 de octubre de 2012

Mi talón de Aquiles

Y no puedo negarlo. No a ti querido diario. Hoy he vuelto a caer en eso que llaman "tentación", aunque no sé si en este caso debería llamarlo así... Es mi punto débil, mi talón de Aquiles... Él, por quien volvería a caer mil veces más entre sus brazos y perderme en los recovecos de su cuerpo. Secreto. Silencio. Tiempo. No me importa nada, nunca me importó, todo lo demás es algo secundario, parece como si todo se desvaneciera en el instante que estoy contigo.


¿Amor? Eso se fue con tus pocas ganas de verme, con tu poco cariño, con tus desplantes... Se fue cuando tú te fuiste y me dejaste mentiras agolpadas en una mano y en la otra un montón de recuerdos que aún no olvidé.

Sí, me gusta recordar de vez en cuando las noches en las que sonreíamos sin darnos cuenta... Tiempos perdidos en un reloj que ya no marca la misma hora... Recuerdos... Simplemente eso, recuerdos que cabalgan al pie de una princesa que perdió la corona hace demasiado tiempo.
A tu lado aprendí a luchar por lo que de verdad quería, a ser persistente, a llorar hasta agotar las lágrimas del cuerpo, a amar, a querer hasta cansarme, a esperar, a esperarte, a sentir ansiedad por verte y tenerte... Aprendí tanto, maduré... Maduré cuando te fuiste sin más, tal y como llegaste.

No pretendo echarle la culpa al tiempo, no sé si alguien tendrá la culpa en sí, pero sea lo que sea ha hecho que el dolor se ausentara de mi interior, que el amor se disipara...




- Pero... ¿te cuento un secreto?
Sigo temblando como el primer día al sentirte tan cerca de mí.

sábado, 6 de octubre de 2012

Contar otra historia contigo


Las mejores historias son aquellas que comienzan con un "Hola, ¿cómo te llamas?" aquellas que comienzan desde cero, sin saber antes nada de la otra persona. 
Esas que poco a poco vas conociendo a esa persona, que te roba sonrisas sin querer, aquella con la que olvidas todo. 
Aprendes a amar, a olvidar, a sonreír porque de verdad lo deseas. 
Aprendes a revivir momentos que creías perdidos en el tiempo. 
Yo aprendí a valorar ese "te quiero" que se escapa de los labios de esa persona.
Supe como mirar fijamente a los ojos y enamorarte en ese instante. 
Me enseñaron a caminar por el mismo camino que un día anduve, por aquel que estaba repleto de piedras e hierbas... Si ese que todos hemos conocido... Me enseñaron a ver entre las malezas las flores que sobresalían, las rosas sin espinas... 
Y besé, besé como nunca imaginé. Fui maestra y aprendiz en brazos ajenas. 
Niña pequeña para algunos, mujer para otros. 
Y amar, amar sin censura, sin que te critiquen, sin tener que mirar al lado por si alguien nos ve, sin preocupaciones.


Amar y sentirte amado.
Amar y querer seguir. 
Amar... Amar y olvidar el daño. 
Amar... Amarte... y que nos amemos. 
Y así, poder escribir algo nuevo en nuestro diario, aquel que está lleno de garabatos y corazones tachados, de fechas pasadas, de amores perdidos, de besos a escondidas, de aquel amor de verano, de él... ¿Borrar? No... No se borran momentos que te hicieron realmente felices, momentos capaces de robarte la más hermosa de la sonrisa con tan solo un recuerdo, con ver una fotografía vieja, un mensaje o simplemente con ver a esa persona tras meses sin saber nada de ella... 
Y soñar, soñar con lo que pudo haber sido pero no fue... Soñar con lo que queda por vivir y sonreír a la vida, sonreírle a él... 
Ser feliz con él. Eternamente. 
Pasar páginas llenas de instantes que nunca se olvidaran y tener la satisfacción de escribir una historia que siempre será recordada. 
Junto a ti pequeño, siempre junto a ti.

lunes, 1 de octubre de 2012

Abrazarme sin que me de cuenta

La perfección no está en prometer quererme toda la vida, el truco está en no poner mala cara después de mis treinta minutos tarde y en abrazarme por detrás al despedirnos segundos más tarde de haber doblado la esquina.



 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl