♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

lunes, 17 de septiembre de 2012

Noche prohibida

¿Y qué más da que sea prohibido? Sí es quien te provoca la sonrisa tonta. Y sí, me arriesgué por un beso, por una noche y lo volvería hacer. Es una vida la que vivimos, en la que desperdiciamos tantos momentos que al final nos arrepentimos por no haberlos vivido. Y yo quiero aprovechar cada instante en los que pueda ser feliz, en esos que la razón no cuenta, que el corazón es el que dicta tus actos. Me dejé llevar por la música, por la noche. Me entregué a sus besos y caricias, a él, recordando viejos momentos que me resultan imposible de olvidar. Me pregunto que por qué "debemos" olvidar algo que nos ha hecho tan felices, supuestamente son esos momentos los que perdurarían en nuestra mente... Consideradme de esas personas que no borran esos instantes de su alma, esos quedan grabados a fuego, esa felicidad incandescente propia de una niña de 2 años con un simple juguete. Volvería a perderme en esos labios, en sus brazos... Me enredaría entre sus piernas bajo una calurosa noche de septiembre, a pesar de que ya estábamos a mediados de mes la calor seguía acechando cada rincón de la ciudad. Nada impidió que no nos consumiéramos en aquel coche, nada, ni aquel silencio, ni las mirada curiosas de aquellas estrellas que nos miraban con recelo.



Noche de sábado, madrugada estrellada. Noche curiosa que nos espíaba. Noche nuestra y sólo nuestra. Volví a ser tu peque. Tú y yo, y lo demás sobra.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Deseo

Sentir deseo, fuego en tu interior. Quieres estar con él, besarlo, atraparlo entre tus brazos y no dejarlo ir hasta que el sol salga de nuevo. Sueñas, sueñas cada noche con hacerlo tuyo una sola vez más pero sabes de sobra que no debes, que él ya no puede ser tuyo, que no le volverás a hacer el amor a la luz de la luna, que todo eso quedó atrás. Páginas en blanco que han quedado en un diario inexistente, lágrimas sin ningún significado ya y un millón se sonrisas que aún desprendes al nada más recordar sus manos recorriendo cada poro de tu piel... O esa sonrisa que sin querer se escapa de los labios al verlo transeúnte pasar. Y sigues adelante... Con ese deseo, intentando perderlo en otro cuerpo, en otras caricias pero sigue ahí, en tu interior, el deseo de hacerlo tuyo una vez más... Tocarlo, desnudarlo... No... Ya no es correcto por eso es más deseado.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Y verte entre la multitud

Fin de semana, se termina el verano, empieza septiembre. Con la llegada del otoño se quedan recuerdos de verano efímero, de sueños por cumplir, de esperanzas vanas, de sonrisas perdidas en las olas de la playa. Queda tanto con el paso del verano. Quedan lágrimas nunca reveladas, miradas furtivas al ras de una carretera, sonrisas tímidas que se dicen con la mirada... Se pierden en el aire, ya algo frío, esas noches que parecían eternas pero que cada vez se hacían más cortas por el cambio de tiempo. Se pierden en el camino de arena aquellas fotografías en las que se pueden ver a dos personas con una inmensa felicidad, lo dicen sus ojos, sus miradas, sus sonrisas sinceras... Se pierden en un mar de dudas, de sueños por alcanzar, de anhelos que serán siempre eternos, se pierde... Se pierden y quien sabe si algún día lo volveré a encontrar. Y yo mientras tanto camino hacia adelante pero sin dudar miro atrás y sonrío, sonrío felizmente con un brillo en los ojos destellante, radiante de felicidad. Miro y no duele, ya no. Y así, un día cualquiera, un 2 de septiembre pasada la media noche te busqué entre la inmensa multitud, y allí entre tanta gente me encontré contigo, con esa sonrisa divertida, con tus miradas, con aquel con el que me escapaba sin saberlo nadie... Él... Siempre serás él. A quien busco en cada rincón esperando encontrar una mirada correspondida... O una sonrisa devuelta, pero no, nunca encuentro lo que busco... Y a ti, te busco y ya no te encuentro.

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl