♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

domingo, 29 de abril de 2012

Caos en mí

Lluvia contra el cristal de mi ventana. Viento. Viento fuerte. Viento que silba al compás de una canción de una película. Frío que choca contra el filo de mi piel. Una habitación en la penumbra. Soledad. Yo y una pantalla. Yo y mis pensamientos. Solo yo. Sentimientos contrarios. Vacío. Miedo. Millones de sentimientos ahora. Un no saber qué hacer...


Todo esto unido al sentimiento de que nada te sale bien, de desdicha, de pesadumbre. Todo esto unido a llantos en la noche forma en mí un cúmulo de caos imposible de deshacer.
Demasiadas noches soñando con imposibles, teniendo pesadillas que temes que se hagan realidad en un futuro próximo. Es un "hasta pronto" que se convirtió en un "hasta nunca". Es eso mismo lo que causa en mí esta desazón... Sin ti, sin mi... Nada es igual

miércoles, 25 de abril de 2012

Hablo de lo prohibido

No es de ti de quien hablo. Es de ésta, mi piel tatuada de tus besos, de mi cabello que se niega a enredarse en otros dedos... No es de ti, compréndelo.

sábado, 21 de abril de 2012

Enséñame a volver a amar

Cuando sientes que has perdido algo a lo que te habías acostumbrado. Cuando una persona se ha marchado de tu vida para siempre y no hay vuelta atrás... Es entonces cuando empiezas a recordar momentos que ya nunca podrás recuperar, se quedaron en recuerdos tantas tardes a su lado viendo atardecer, esas noches que deseabas que fueran eternas... Sí, te entra la nostalgia por no poder vivir eso de nuevo. Sientes un vacío, crees que has fallado en todo lo que hiciste y no quieres ver más allá de tus posibles errores. Sabes que debes rehacer tu vida, aprovechar cada instante y no mirar atrás para llorar si no para recordar con una sonrisa momentos inolvidables. Y yo sé que ahora echo de menos a su sonrisa, a sus caricias y besos inesperado. Echo de menos subir a su coche nerviosa y mirarlo y temblar sin que se de cuenta. Echo de menos nuestras conversaciones a cualquier hora y dormirme pensando en que mañana lo veré. Echo de menos esos enfados por culpa de mis celos y esperarlo por su tardanza. Lo echo de menos, es inevitable, al menos para mí. Inevitable recordar su perfume y sus ganas de más. Ojalá pudiera mandar en mi corazón y no quererle, no quiero quererle después de haber roto con un portazo 3 años de mi vida. Dicen que el tiempo lo cura todo, que los relojes de arena no son eternos pero cuesta tanto a fecha de hoy creer en algo que sé que no te olvidaré pero ¿sabes? Pido al cielo que recuerdes cuando estés solo y aburrido, cuando anheles mi cariño, cuando me eches de menos en los magníficos momentos que hemos llegado a tener juntos. Pido que no olvides lo que llegué a quererte, lo que dejé escapar por un segundo sintiendo tu calor... La vida pasa y ahora tengo a mi lado a alguien que me quiere como yo te quise, sólo queda que el tiempo me enseñe a recordarte sin que duela, que me enseñe a amar como te amé y así esperar... O esperarte, no lo sé.

Recordar esas tardes contigo...

miércoles, 18 de abril de 2012

Quizás o quizás no

No tengo nada en esta vida planeado, sinceramente ni sé lo que haré mañana. Quizás sea una persona importante en un futuro o a lo mejor solo me conozca mi familia. Puede ser que el mundo se acabo el 22 de diciembre como dicen o puede que dure 1000 años más. Tal vez llueva, o tal vez no. Podrá ser ciertas muchas historias que te contaron tus amigos pero a la vez llenas de pequeñas mentiras, eso nunca lo sabrás. Tampoco sabré si el amor de mi vida en algún momento me quiso por muy poco que fuera ni si pensó en mí antes de dormir. Dudo de sí la sonrisa que se dibujaba en mi cara volverá a relucir como hace años. Me pregunto si aquella dulce princesa que salía a la calle llena de vitalidad volverá a calzar los tacones para dar lo mejor de sí. Quizás sí, no me merezca lo que tengo o que alguien no me merezca, quizás. Quizás damos lo mejor de si mismos a quienes no nos aprecian, quizás. Quizás nos comportamos con odio, rencor, orgullo con aquellos que de verdad nos aman, y al dañar a ellos, nos dañamos nosotros mismos, quizás. Quizás ya no llore por las noches o aún siga empapando cada rincón de mi almohada con las lágrimas por la ausencia de él. Sí, sería bonito que pudiera amanecer sabiendo que te tendré. Sí, no lo dudo. Tal vez, adverbio de probabilidad, duda, incertidumbre. Tal vez, quizás... Sinónimos. Tú y yo, contrarios, atrayantes, imanes, opuestos. Quizás tú me hayas olvidado. Quizás yo ya no te recuerde o... quizás te siga amando... Quizás, no lo sé, ¿tú lo sabes?

jueves, 12 de abril de 2012

Comenzando.

Me estás enseñando que el dolor se puede marchar, que la tristeza y el sufrimiento no es eterno. Hay un momento en el que llegará a tu vida una persona que cambie todo lo establecido, o lo que creías que estaba ya escrito. Romperá todos los esquemas para escribir una nueva historia contigo, diferente, única. Te enseñará a volver a sonreír por amor, a derramar lágrimas de felicidad. Volverás a ver el cielo color azul celeste dejando a un lado ese gris oscuro con el que amanecías cada mañana. Tus ojos brillaran por enamorarse de nuevo. Cada tarde será una nueva historia que contar en vuestro diario. Un segundo sin él se convertirá en una eterna espera... Aprendiendo a tu lado a convertir las lágrimas de anhelo en sonrisas de euforia. Me enseñas que un abrazo puede calmar hasta la más oscura tristeza. A tu lado siento que olvido todo lo que daña mi interior, siento que no hay lugar más seguro que en tus brazos. Por un nuevo comienzo, por un 28-05-11.

martes, 10 de abril de 2012

Maldita sea yo

Maldita idiotez que se apodera de mí al hablarme. Maldita sea la vez que me dejé llevar sin pensar, solo sintiendo. Maldito el momento en el que cruce esa puerta, cuando bajé del coche y te volví a perder. Malditas sean las llamadas no contestadas, todos los sms que se perdieron en el camino, las miradas que ya no podré dedicarte. Maldita sea la esperanza que deposité de nuevo en tenerte cerca. Maldita sea yo por confiar una vez más en ti, por creer en tus burdas palabras, en hechos y mentiras. Caí... Y volvería a caer si fuera posible entre tus brazos. Caería si quisieras, si supiera que al despertar seguirías a mi lado.

viernes, 6 de abril de 2012

Aprenderé a olvidarte

La vida puede enseñarte un millón de cosas pero a veces eres tú quien debe aprender sola. Aprendí a esperar, a callar, a bajar la cabeza y seguir adelante como si nada hubiera pasado. Aprendí a no guardar rencor, a perdonar aún sin ser yo la culpable. Aprendí a amar en silencio, a llorar sin nadie que me consolara. Aprendí a no confiar en ninguna persona, ni en mi sombra, ya que en la oscuridad ni ella te acompañará. Aprendí a que no dependiera de nadie mi felicidad porque sino la tristeza sería amiga cuando se fuera... Aprendí tanto pero se me olvidó aprender a olvidar el sabor de tus besos deslizándose por mi cuello...

lunes, 2 de abril de 2012

Volver a tu lado

Fue una de esas noches de las que cuesta mucho olvidar, de esas noches eternas pero con fin, de esas con las que siempre sueñas pero nunca terminan por suceder. Fue así, mi noche. Me perdí en los recovecos de tu piel para encontrarme en las comisuras de unos labios que, a pesar de no hablar, decían demasiado. Encontré en unos minutos el sentido de esa noche, de aquella luna que hoy se mantenía oculta tras unas nubes que amenazaban con llover. Nos dejamos llevar como la canción que sonaba allí dentro, como si los coches que circulaban alrededor fuera un mero espejismo. Sentía que el reloj podía parar el tiempo, pero no era verdad, ambos lo sabíamos.



Dejé a un lado todo mi mundo, lo dejé sin miedo, sin rencor. Lo dejé porque estaba con quien quería estar y eso me bastaba. No importaba lo que ocurriera mañana, ahora lo sentía bajo mi piel y eso era lo que necesitaba.

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl