♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

martes, 17 de enero de 2012

Te dejo todo lo que tuvimos

Maldito frío que hiela cada milésima de mis huesos. Maldito día, otro más por suerte o por desgracia, más bien por desgracia. Me hubiera gustado que fuera diferente, mejor. Ilusión de cada día, desilusión a cada instante.
Otro día más, lo tacho en el calendario de días muertos, un día más que significa un día menos.
Camino con los pies a ras del suelo, siento que el frío me está calando hondo pero no me importa, me hace sentir que estoy un poco más viva, que sufro, que siento.
Y esta mañana tan helada me ha hecho reflexionar que está cambiando todo a mi alrededor, hasta puedo decir que yo, esta pequeña enana, está cambiando. Esta niña que vivió una adolescencia diferente a la de sus amigas, que no le importaba nada más que un par de besos con un chico, pero no uno cualquiera. Esa pequeña enana que perdió el tiempo tan valioso en estar enamorada de un niño que no le hacía ningún bien. Tiempo perdido, tic tac. No puedo volver atrás, las hojas del calendario queman a cada paso que intento corregir, no puedo, es imposible.
Noches enteras llorando, tardes siendo feliz, mañanas tan largas como un mes de agosto sin aire acondicionado. Días eternos, noches fugaces. Tú y yo, pero sin el "tú". Me quedé con tu recuerdo y mi nostalgia, con tus mentiras y mis medias verdades. Me quedo con tu mirada pícara y mi sonrisa tímida. Te dejo en un cajón tantos besos perdidos que no llegué a darte, aquellos que me rechazaste o simplemente no quisiste darme, ¿recuerdas? También podrás encontrar al fondo del armario una bolsa, ¿es grande, verdad? Ahí están todas tus mentiras, esas que me decías, esas que fingía no darme cuenta... ¿Sorprendido? Aún queda más. En la mesita de noche te dejo un retrato con nuestra primera foto para que recuerdes que lo nuestro empezó hace demasiado, también una jarra con las lágrimas que derramé por no tenerte, siento si no caben todas, el dependiente me dijo que no tenía nada más espacioso para meter millones de ellas. Si miras al frente verás una nota, es una carta que te escribí hace meses, nunca te la entregué pero ahora es el momento de dejártela, cuando todo parece no tener sentido.
Esparcidos por el suelo te dejo los te quiero que un día malgasté dedicándotelos, si algún día quieres cogerlos quizás sea muy tarde ya. En tu cama, esa cama en la que hemos compartido buenos instantes... Allí te dejo los sueños que cree junto a tu sonrisa, sí, esa que hacía que todo mi mundo fuera un poco menos malo. No te asustes si los sueños están rotos, tú fuiste quien los rompió, pero ahí te dejo los restos. En el sillón de tu habitación podrás hallar miles de noches, aquellas en las que tú me faltaste. Finalmente, colgando de la cortina te dejo un "te quiero" pero ese es tuyo, ese que sin querer me dijiste hace años... Sí, ese mismo, ¿te acuerdas? Quedátelo, dejó de hacerme falta cuando aprendí que nunca te veré a mi lado.


Y si te parece poco te dejo un beso, el último beso en los labios, pero para dártelo me tendrás que buscar. Si no me encuentras pregunta por la Posada sin sueños, nº 18 me hallarás allí... Sólo tienes que querer encontrarme.

2 Sueños por cumplir:

C. dijo...

Me ha gustado mucho el texto. A mi el frío a veces también me hace sentir que estoy viva. Pero... ¿Sabes? El tiempo nunca está perdido. NUNCA. Seguramente habrás aprendido cosas ,y seguramente te ha hecho en parte ser como eres. Así que no lo pienses. Y algún día, cuando menos te lo esperes conocerás a alguien y dirás "todo ha valido la pena". Un beso.

Anónimo dijo...

Me encantó esta muy lindo

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl