♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

lunes, 28 de noviembre de 2011

Las estrellas brillaban más que nunca esta noche.

Esperar. Un verbo de tan solo 7 letras que aguarda tantos significados. Esperar a alguien. Esperar algo de alguien. Esperar hasta desesperar. Esperar amando. Esperar sufriendo. Esperar llorando. Esperar años. Esperar bajo la lluvia. Esperar bajo el sol caliente de una tarde de agosto. Esperar hasta cansarte.
La espera puede ser el enemigo más cruel del tiempo porque ésta puede ser tan eterna como tú lo desees. Puedes aguardar una semana como tres años, tú solo pones el límite.
Algunas personas son incompatibles con este verbo por lo que nunca perservaran de verdad en nada, se cansarán a mitad de camino; en cambio, aquellas personas que permanezcan con sus mismos pensamientos y deseos, que sean perseverantes lograran sus objetivos, o al menos, sabrán que si fracasan dieron de sí lo mejor.
Yo esperé demasiado tiempo y a día de hoy no puedo afirmar que mis fuerzas se hayan agotado o que mis ilusiones hayan sido desvanecidas por el frío viento de noviembre. Me gustaría levantarme una mañana y ver el mundo con otros ojos, pensando en futuro, en felicidad, en ganas de superarme con cada hazaña aunque quizás esto sea demasiado para mí, ¿o será que no quiero borrar ciertos sentimientos o deseo por algo en concreto?
No puedo admitir que tenga cientos de virtudes, al contrario, creo que tengo muchos defectos, como todos los humanos pero si algo sé es esperar. Esperar un beso. Esperar una llamada. Esperar una caricia. Esperar un mensaje. Esperarte.
Y es que cuando se espera algo con tanta ilusión cuando llega el momento, eres tan feliz que nunca lo hubieras llegado a imaginar. Y llegó el momento, llegó ese mismo instante en el que las estrellas brillaban más que nunca. Ese mismo segundo en el que todo lo extraño quedó reducido a nada. Fue en esta ocasión que los pequeños inconvenientes que surgieron los dejaste al margen, haciendo que todo siguiera así, perfecto. Fue cuando tus labios chocaron con los míos que el mundo se paró de nuevo. Ese instante tan mágico, especial, ese que tan sólo conocemos cuando estamos a solas. Allí fuera hacía frío, demasiado podría afirmar sin ninguna duda, pero entre tus brazos encontré el mejor abrigo que podría buscar y en tus caricias encontré ese calor que tanto tiempo anhelé...
Fue en ti donde hallé el rumbo de mi vida. Fue en ti en quién vertí cada ilusión... Por ti, es por ti por quien quiero seguir amaneciendo cada mañana.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Amarte más allá de los sueños

Aunque hubo mil decepciones de por medio, yo si logré quererte.


sábado, 12 de noviembre de 2011

Sensaciones


Sólo con unas palabras tuyas, una de esas sonrisas que consiguen quitarme hasta la respiración o con una de las miradas que me hacen perder el sentido puedo llegar a ser la persona más feliz. Siempre dijeron que la felicidad está en los pequeños detalles y yo, más que nadie, lo cumplo al pie de la letra.
Por más que busque en lugares escondidos, en los rincones perdidos de esta inquietud, en los bancos desgastados por el paso de los años, en las farolas que alumbran en las noches más tenues... Por más que busque en los espacios más recónditos nunca encontraré esa sensación que recorre todo mi cuerpo cuando estoy contigo. Son nervios, ganas, ilusiones, medias sonrisas que se convierten en una felicidad repleta de entusiasmo, emoción... Y sin querer dejas en otro plano la inocencia y dando lugar a la pasión, esa pasión a la que tantas veces nos entregamos.
¿Qué te cuente la verdad? Sinceramente la verdad siempre fue que eres tú y únicamente tú el que puede sacarme la más sincera de las sonrisas acompañada de ese brillo de los ojos, ese mismo que tuve esta noche estando contigo.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Hiciste que fuera inolvidable

El tiempo se para y es cuando todo tu mundo vuelve a tener vida. Sonríes, sonríes sin ningún porqué, bueno en realidad sabes realmente porque sonríes. Estás feliz, una sonrisa radiante en tu rostro que hacen que otros la envidien. Y de pronto, mirado al lado y estoy con él, como si el pasado solo hubiera sido un día malo. Un abrazo, una caricia, un beso... Todas las historias comienzan con un "Hola, ¿qué tal?" pero esta vez fue diferente, pusimos el contador a 0 y dejamos las preocupaciones a un lado, los miedos al otro y sólo nos quedamos con todos los segundos que nos quedan por compartir.
Ahora no había ningún reloj que me dijera "márchate", no había nada que me impidiera que estuviera a tu lado hoy, sólo deseaba que cada instante a tu lado fuera inolvidable y ¿sabes? Lo conseguí.
No quiero encontrar a alguien que sea mejor que tú, no quiero ver en nadie lo que ví en ti porque es tu sonrisa la que hace que mis ojos brillen más, porque es tu cara a milímetros de la mía lo que hace que el corazón lata tan rápido que sea imposible de contar sus latidos... Esas risas, esas bromas solo las tengo cuando te tengo de mi mano, es agarrarte y no soltarte hasta que vuelva a irme por esa puerta. Es que me cojas en brazos y ser tu peque. Es "venga, una foto" y hacer tonterías. Es encontrarte las cosquillas donde nadie te las hizo jamás y viceversa. Es acariciarme de arriba abajo y mirarte y decirte con la mirada lo que con palabras no puedo.
Es quererte un poco más...

viernes, 4 de noviembre de 2011

Aún así...


Promesas incumplidas, deseos agotados, sueños rotos, decisiones mal tomadas y caídas al vacío. Un error tras o otro. Y a veces, pienso que soy tonta, porque seguramente recaería en ti. Que eres como un vicio inconfesable, mi perdición, el causante de que mi vida se hundiera. Aún así, después de todo eso, lo peor es que te quiero.


 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl