♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

sábado, 29 de octubre de 2011

No dejaré de quererte...

Lo malo de querer a alguien de verdad es que no puedes borrar del todo la huella que te dejó. Te quedará alguna de sus canciones preferidas; sus rincones, donde se perdía; cada uno de esos días especiales. Por mucho que te empeñes en tu mente van a quedar grabadas algunas de sus palabras, gestos y sonrisas...


jueves, 20 de octubre de 2011

Nunca tuve eso que necesitaba


Lo que realmente me duele es que en todo este tiempo nadie comprendió que yo nunca pedí demasiado que, al contrario, me conformaba con un roce de mejilla, con esa mirada que lograba revivirme...
Nunca supisteis ver lo que mi corazón sentía, de lo que sería capaz... Nunca entendisteis el porqué de mis lágrimas o porqué esa sonrisa de repente...
Lo peor, es que ni tú mismo has sabido darte cuenta de que con una mirada ya podía ser feliz, nunca te pedí más de lo que tú me pudieras dar, sólo deseaba un abrazo cuando yo lo necesitara o una sonrisa que me ayudara a no estar triste. Quise que por un momento fueras aquella persona que lograra hacerme feliz pero eso sí era pedir demasiado.
Nunca tuve nada de lo que deseaba...
Pero a pesar de todo, tampoco dejé de quererte.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Nada más...

Se que a veces no me comporto de la forma adecuada con la persona idónea, que no tengo las palabras correctas en ese preciso momento y que puede ser que no sepa dar todo lo que merece alguien. Debo reconocer que no han sabido apreciar todo lo que di o hubiera hecho por estar con alguien, que nunca supieron ver esos pequeños detalles que tuve, esos mensajes, esas sonrisas que jamás le hubiera dedicado a otra persona... Y ahora apareció esa persona que me hizo ver que yo valgo más que un simple recuerdo, que debo reír por ver cada nuevo amanecer y no llorar por todo lo que no he tenido ni tendré. Me ha enseñado que el pasado está ahí y siempre estará pero lo que de verdad importa es el presente, ese que te invita a caminar cada día. Supo darme ese cariño que nunca encontré en otros brazos, ese calor en el otoño más frío...
Hallé todo lo que siempre otorgué a otros y a la vez, perdí esa fuerza, esas ganas de luchar por algo, perdí todo por querer quedarme anclada en un ayer que no tiene ningún futuro. Nunca me rendí, tirar la toalla para mí era demasiado fácil, quería luchar, y luché, al igual que están haciendo ahora por mí; estoy viendo todo lo que cada día daba para no recibir nada a cambio, estoy viendo el dolor que eso produce, las sensaciones que causan en el exterior y yo no deseo eso a nadie. Es negarse a que una persona sufra por ti, es negarse que alguien llore cada madrugada por un desplante, por una mala palabra, por no estar cuando debió estar... Ese vacío, esa sensación de ahogo que, en ocasiones, sentimos por la falta de alguien o por el dolor que nos está causando esa persona, es un sentimiento que hay que intentar que los demás no sufran por nuestra culpa.
Y yo, intento dar lo mejor de mí, lo más que puedo dar en estos momentos. Intento dar ese abrazo que me faltó cuando más lo necesitaba. Intento besar con la misma pasión que yo deseaba. Intento decirle lo que a mi me hubiera gustado que me dijeran. Intento sonreírle con las mismas fuerzas y ganas que hubiera querido que me sonrieran. Intento quererle, como a mí me hubiera gustado que me quisieran...

lunes, 17 de octubre de 2011

Una de esas noches...


Lo he vuelto a hacer. Volví a caer en el frío de tus manos, en tu tierna sonrisa. Volví a caer en la red de tus labios. Quizás fue la luz de las estrellas que iluminaban nuestros cuerpos desnudos, o quizás fueron sus caricias las que hicieron que mi corazón latiera a 100km/h. No puedo describir esa agradable sensación, esa que sólo puede sentirse cuando estás enamorado, cuando sonríes simplemente porque lo tienes a menos de un centímetro de ti, es algo indescriptible. A tu merced, no importaba el alrededor, no había nadie más allá de tu mirada, era solamente tuya. Pasaban los minutos y deseaba que nunca terminara aquel momento, que sus manos y las mías siguieran entrelazadas siempre. Y su sonrisa, esa que hace brotar mil de ellas en mi rostro, esa que me inunda de felicidad. Ha sido una noche como aquellas que ya apenas recordaba, como cuando nos perdíamos en la oscuridad ajenos a todo. Sí, hoy fue una de esas noches. Una noche para recordar.


jueves, 6 de octubre de 2011

No es un hecho, es la realidad

Sí, quizás soy yo la culpable de que hayamos llegado a tal extremo.
Tuve yo la culpa de quererte, de elegir quererte a pesar de todo y aún hoy, seguir amándote. Fui yo la responsable de que te cansaras de mis llamadas, de mis mensajes... Sólo fui yo la culpable de todo.
Si no hubiera estado cuando tú me lo pedías, si hubiera hecho lo mismo que tú, si me hubiera mantenido al margen de todas tus palabras cuando me hablabas y me mirabas como sólo tú sabes hacerlo, sino hubiera sido tan sensible al roce de tu piel ahora mismo te habría olvidado y no estaría echándote de menos a cada segundo. Si hubiera sabido ver desde un principio que lo nuestro no duraría, si hubiera abierto los ojos cuando me decían que no me hacías bien... Si hubiera tenido el mínimo valor de alejarme, de olvidarte en el momento me hubiera ahorrado tantas lágrimas, tantos conflictos con las personas que más quería.
Aprendí que ser cobarde no es un defecto, es tener el coraje suficiente para amar contra viento y marea, para seguir luchando por lo que de verdad quieres... Y si fui cobarde de no haberme detenido a tiempo será porque imaginaba un futuro mejor, unos días menos malos a tu lado y al final lo que conseguí fue ver la vida como un reto, el reto de que asumas que como yo nadie te va a querer. No es un hecho, es la realidad, que te quiero.


lunes, 3 de octubre de 2011

Se fue con el viento...

Pensé que hoy podía ser distinto, podía ser mejor pero me equivoqué como otras tantas veces.
El cielo estaba oscuro, solo se veía la luna a lo lejos... ¿Dónde quedó nuestra estrella? Ya no la veo...


 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl