♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Gracias a él

Caigo rendida a sus pies al simple hecho de imaginar su sonrisa, cuando por un mero roce de mejilla me hace tocar el cielo. Es por su mirada por la cual quiero seguir viendo cada amanecer. Y qué decir de esa forma que tiene de hacerme sentir que soy ella, no otra cualquiera... Tiene esas maneras que hacen que pierda la razón en un instante, que enloquezca en un tic-tac de ese reloj que siempre marcó la distancia entre nosotros...
Sólo con sus caricias cada frío anochecer logra ser el más cálido de todos. Sólo por él es por quien quiero seguir ilusionándome.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Cosas que no debes olvidar

Recuerda que si alguna vez te digo "te quiero" no es por equivocación...


jueves, 22 de septiembre de 2011

Dejarse llevar suena demasiado bien


Ese día ella volvió a tener una razón por la cual sonreír, por la cual seguir luchando por sus sueños, por seguir el camino que un día se marcó.
Regresó ese sentimiento de pasión, de deseo por querer conquistar el mundo que ella quería. Era feliz por una vez. Sentía que el sol brillaba más que ayer, en sus ojos se veía reflejado la ilusión de una niña pequeña aunque ya de pequeña sólo quedaba el rastro de una sonrisa...
Ella había crecido, había dejado atrás sueños de niñez, juegos de escondite, sonrisas tímidas... Se dejó llevar por lo que el viento cada mañana le susurraba al oído. Se dejó llevar por aquello que un día se prometió así misma. Se dejo llevar por el valor que aunque a veces creía perdido, siempre estuvo con ella.
Se dejó llevar una vez más por todo lo que su corazón le decía, y es que el corazón SIEMPRE puede a la razón. Ella lo sabía.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Pequeña sonrisa

Cuando miro el calendario ahora y veo esa fecha señalada en rojo, a unos días después de tanto y tanto tiempo esperándola... Me doy cuenta de que esas ansias ya no existen, que esas ilusiones que antes tenía se esfumaron junto al humo de tu cigarro...
Tantas veces imaginé dormirme contigo, en tu pecho, abrazada a ti... Esos sueños, esas noches que nunca llegarán, están junto a tus promesas incumplidas en el último cajón de mi mesilla por si algún día decides recuperarlo todo.
PD: Mi sonrisa la dejé en una cajita rosa postrada en ese cajón. Búscala cuando eches de menos la risa de "tu peque", a ella también le gustará ver como vuelve a sonreír gracias a ti.

jueves, 15 de septiembre de 2011

No me olvides...


Ahora ya no duele nada, ya no importa lo que pase, ahora el mundo no gira sino que se balancea bruscamente de un lado hacia el otro y si tengo suerte, en uno de esos balanceos yo caeré al vacío... Pero ya empezamos a hablar de "tener suerte" algo que yo nunca tuve y ahora, la poca que creía tener se ha disipado en un segundo dejando un anhelo en el aire.
Justamente ahora cuando el destino podía cambiar hacia algo mejor, sucede... Ahora las ilusiones se han quedado totalmente rotas en trozos tan milimétricos que dudo que pueda reconstruirlas algún día. Ahora cuando sonreía con felicidad... Ahora ha tenido que darse así... Maldito destino. Yo que siempre jugué a "lo que tenga que pasar que pase, pero yo me voy a arriesgar". Arriesgué mi orgullo, mi amor propio, amistades. Arriesgué momentos inolvidables que los cambié por estar contigo, que era lo que de verdad deseaba. Y sí, perdí demasiadas batallas en tu nombre pero nunca perdí las ganas de seguir adelante, de ver todo con una sonrisa, con un halo de positividad.
Nunca perdí las esperanzas y hoy, ya no me queda nada.
- ¿Te puedo pedir un último favor?
Nunca olvides a esta pequeñaja torpe. Te quiero.

PD: Aunque no vuelva a saber donde estás, que tal estás, si eres feliz, si estás con alguien, deseo que tengas todo aquello que no tuviste conmigo y que ojalá, seas muy feliz.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Perdonadme por quererlo demasiado


Nunca nadie comprenderá que si estoy con él la luna es más llena, que las estrellas brillan más que en cada otra madrugada, que sus besos son más dulces si son apasionados. Nunca comprenderán que me perderé entre sus sábanas cada vez que el destino me lo permita, que sus caricias son las cuáles me dan vida. Nunca comprenderán que es su voz la que creo escuchar en las noches más frías mientras imagino que si él estuviera junto a mi no necesitaría nada más.
Ojalá entendieran que son sus manos las que siempre me dibujaban en madrugadas eternas. Simplemente gracias a él mi sonrisa es más viva si noto su aliento en mi cuello, es por él sólo por quien mi corazón consigue alcanzar las 300 pulsaciones por minuto. Perdonadme si pierdo la cordura al ritmo de esta pasión.
Es por él, sólo por él...
- Lo siento si a veces olvido que hay un mundo después de él...
- Lo siento si lo quiero como nadie jamás lo querrá.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Perderme contigo en la luz de la oscuridad


Las mejores noches son aquellas en las que el tiempo pasa y no te das cuenta porque estás con esa persona que te hace perder la cordura en una milésima de segundo. El tic-tac del reloj suena pero es ajeno a todo aquello que sucede en el salón. Allí estábamos, una madrugada más, los dos solos, como otras tantas veces pero esta vez era distinto... En ese instante más que nunca no quería irme de entre tus brazos, sentía que el mundo podía girar las veces que quisiera pero yo te tenía conmigo. Me perdía contigo a cada minuto en la luz de la oscuridad, ante una tenue luz de un televisor que no decía nada más que unas cuantas imágenes a las que no prestaba atención.
Simplemente esta niña pequeña no cambia el sabor de tus besos, el tacto de tus manos, el sonido de tu risa, esa mirada pícara... No cambio cada uno de tus detalles por nada, porque tú eres lo mejor que podría tener.
- Siempre fue el roce de tu piel el que me hizo perder todo menos mi sonrisa.

lunes, 5 de septiembre de 2011

No sabes cuánto me duele, golfo

Duele no poder decir que esa sensación que me recorre cada parte de mi cuerpo al besar tus labios la puedo sentir en otras bocas. Duele saber que nunca podré dar lo que te di a ti. Duele darme cuenta de que quizás el dolor de todo este tiempo lo esté exteriorizando con aquellas personas que de verdad me quieren. Duele ver que a veces esperar no sirve de nada. Duele abrir los ojos cada mañana y pensar que hoy será peor que ayer, que hoy tú tampoco vendrás. Duele verte pasar y que ni siquiera gires la cara para verme. Duele tenerte sin tenerte. Duele cada beso que nos damos al despedirnos, duele porque quizás ese beso sea el último. Duele el paso de las agujas del reloj, ese tic-tac hace daño porque cada segundo que pasa es un tiempo perdido sin ti. Duele ver que por las noches la luna no brilla como en esas madrugadas que me abrazabas. Duele no poder querer a otro porque te quiero demasiado. Duele no poder ver nuestras fotos por miedo a llorar o reír de felicidad al recordar. Duele el mismo recuerdo de tu risa. Duele buscar a alguien idéntico a ti, con todo lo malo y lo bueno que tienes. Duele buscar sin encontrar. Duele refugiarme en unos labios para no pensarte, y aún así es cuando más te tengo presente. Duele querer que seas el único que acaricie mi piel. Duele tantas llamadas sin contestar. Duelen las noches en vela pensando en lo que puso haber sido y no fue. Duele saber que te vas. Duele ver como el final cada vez parece acechar cada paso que doy. Duele soñar con que vengas por detrás y me abraces, me gire y me beses. Duele que ignores que al único que deseo ver entre mis brazos al despertar es a ti, a tus ojos, esos que miran con descaro. Duele necesitarte.
Duele querer rozar cada centímetro de tu piel y que en ese momento tú no estés. Duele.


 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl