♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

miércoles, 31 de agosto de 2011

Un pasado para recordar

Ojalá cuando pase el tiempo y me vuelvas a ver pienses que, quizás, sí valió la pena haber vivido todo esto...


domingo, 28 de agosto de 2011

Quizás no queda nada


Ojalá algún día cuando te pares a pensar me eches de menos.
Que al recordar añores una locura a media noche conmigo o un beso de esos que nunca se olvidan... Aunque tú quizás, olvidaste todo...


martes, 23 de agosto de 2011

No es un adiós, es un hasta luego.


Quizás los cambios que suceden a lo largo de la vida sirvan para hacernos madurar, pensar de otra forma, cambiar nuestra manera de actuar... Por eso deberíamos ver los cambios de forma positiva como una nueva oportunidad para ti.
Aunque el día a día no sea igual que antes, aunque eche de menos ciertos aspectos el reloj no parará a esperarte. Así que decidí seguir el camino, queda aún mucho por vivir, mucho que ver, muchos lugares que visitar, tantas risas, tantas lágrimas que no merecerán la pena... Queda tantísimo. El problema es que a veces nos quedamos estancados mirando fijamente a un detalle que se ha grabado en nuestra mente, y el problema de los recuerdos es perpertuarlos más tiempo del que debemos porque podemos acostumbrarnos a algo que hace tiempo murió, a besos que se quedaron en una esquina perdidos... A caricias que ya no nos pertenecen.
Quiero ser capaz de ver ese camino que lleva a algún lugar, si fuera capaz de adentrarme en el sendero, de cambiar de rumbo, de sonreír sin mirar atrás, de guardar bajo llave esos momentos que fueron mi felicidad, pero no es tan sencillo como cerrar un simple libro de Federico Moccia. Aunque ya no vea esos ojos, aunque no me deslumbre tu sonrisa, aunque no pueda besar tus labios, ni acariciarte, te seguiré queriendo, aún sin verte... Dicen que la distancia y el tiempo es el olvido, nunca supe si era cierto, pero me queda poco para descubrirlo. Llegarán otras personas a nuestras vidas, sólo espero que cuando encuentres a esa chica seas feliz como yo deseaba que lo hubieras sido conmigo, pero no todos sentimos lo mismo, no elegimos a quien amar.
Por último, como siempre te pedí, te recuerdo que no me olvides, que aquí tienes a una amiga que te quiere, te quiso y te querrá mucho. Y si alguna vez te sientes solo revive esos momentos nuestros en los que nos perdíamos, recuérdalos y sonríe tal y como yo estoy haciendo ahora al recordar, porque esos instantes fueron mi felicidad que me regalaste.
Te quiero, golfo.

sábado, 20 de agosto de 2011

Como pasa el tiempo

Es difícil despertar cada día y ver que nada es como antes, duele ver que las personas cambiaron de tal forma que ya no parecen las mismas, y mientras tanto estás tú ahí, encima de tu cama medio deshecha, con lágrimas en los ojos, el rímel quitado, sin maquillar, despeinada... Te miras en el espejo con las lágrimas recorriendo tu cada resquicio de tus mejillas y te preguntas dónde quedó aquella niña que reía por cada mínima tontería. Te miras y te preguntas que sucedió para llevarte a estar así, triste, sin ánimos, irascible, afligida, llorona... Te sientes como si tu vida se fuera apagando cada segundo que corre el reloj que miras fijamente en la mesilla, con deseo que se parara, que no diera más vueltas esas manecillas que hacen que cada vez estés peor, y hace que no quieras salir de casa, que te gustaría aferrarte a tu almohada y estar así tranquila sin nadie que te molestara, ni que te preguntará que qué te pasa porque eso haría tener que inventarte una buena excusa... Nadie entiende como me siento. Nadie comprendo esto que tengo en mis adentros. Nadie sabe que intento ser valiente y más fuerte pero de pronto me derrumbo y todo ganado lo pierdo, sí, esa es mi vida: me dedico a ganar para después perderlo...
Quisiera poder ser fuerte siempre, mirar a la vida, a mi presente y a mi futuro con otros ojos, con más esperanza, con más ganas de vivir, pero últimamente cada día que veo salir el sol mis ánimos caen al suelo cada vez más hondo y ya casi no alcanzo a ver en las noches esas estrellas... Mis lágrimas ya no me dejan...



martes, 16 de agosto de 2011

Lo quiero a ÉL.

Yo quiero uno de esos que nadie recomienda. Quiero a un chico que me coja de la mano por la calle. Quiero alguien que me mire a los ojos y me haga reír. Quiero aquel que me encuentre las cosquillas en la parte más rara de mi cuerpo. Quiero que me haga soñar con tan sólo una palabra. Quiero a aquel que sea capaz de llevarme más allá de tres metros sobre el cielo. Quiero a quien me enamore apenas cruzar una mirada. Quiero a alguien que me bese de tal forma que se parara el mundo. Quiero a ese chico que me llene de pasión en mis noches más solitarias. Quiero a aquel que me abrace cuando lo piden mis lágrimas. Quiero que me mande un mensaje diciéndome: Te echo de menos. Quiero a alguien que me quiera tal y como soy. Quiero a ese niño que me empuja a conseguir mis sueños. A ese que no me mienta, que me sea sincero, y que si me miente, sea para no hacerme daño. Quiero unos momentos mágicos donde no exista nada más que su cuerpo y el mío. Quiero al chico que no me deje terminar ver una película porque nos hayamos perdido por la mitad. Quiero a ese que cuando le pregunten los amigos con quién está diga: Con ELLA. Quiero al niño que me abrace por detrás y juntos veamos atardecer. Quiero a alguien que perdone mis errores. Quiero a ese chico que se de cuenta de cuando estoy mal, a aquel que me entienda sin hablar. Quiero a aquél que ponga el coche a 200km/h. Quiero a ese que se de cuenta de lo que haría por su amor. Quiero que plasmemos nuestros mejores momentos en fotografías: graciosas, bonitas... Miles... Para que cuando no lo tenga a mi lado poder observarlas y recordar todo lo vivido. Quiero a aquel que no me abandone, que luche por lo nuestro.
Simplemente, lo quiero a él... ¿Qué importa que no llame, que no responda, que no me quiera? ¿Qué importa que no esté cuando mi corazón lo pide a gritos? ¿Qué importa que esto sea secreto? ¿Qué importa que él y yo no tengamos nada más allá? Yo nunca dejé de jugar ¿y tú? Aún queda mucho por vivir, sólo si tú quieres.
Aprendí que el amor no es amor si en el fondo no duele, y yo me acostumbré a vivir con ese dolor, esa impotencia golpeando mi puerta...


sábado, 13 de agosto de 2011

Una noche inesperada


Hay días en los que quizás no tienes ningún plan, nada que hacer, te asomas por tu ventana y ves a la gente caminando, corriendo, saltando, riendo, siendo felices y tú te miras al espejo y te ves despeinada, aburrida, pensando que estás desperdiciando tu vida entre cuatro paredes. En cambios, hay otros días en los que las 24 horas que lo componen se te hacen cortas y necesitas más porque no hay tiempo real para el cuál llevar a cabo tantos propósitos. Puedes malgastar días y días planeando algo concreto y cuando llega ese momento, algo cambia, ahora nada es lo acordado y te encuentras en el lugar menos pensado, con la persona más deseada y dejando a un lado todo aquello que pudiera molestar.
Simplemente los mejores momentos son esos que nunca imaginaste. Son esos besos en un portal desconocido. Son las caricias perdidas en un sofá sin dueño. Es una bebida sin acabar. Son dos bocas buscándose. Son esas manos furtivas que buscan más allá de la piel. Son miradas que dicen todo. Son sonrisas fogosas. Son las manecillas de un reloj que corren a cada paso. Es la ropa esparcida por un salón que hasta ahora era desconocido. Es un televisor al que ya no miras. Es un cigarro compartido en un segundo. Son los 30ª que hacen fuera de esas cuatro paredes.
Es la pasión que sin haberlo pensado ocupó nuestros cuerpos. Son así los mejores momentos que podremos compartir: los inesperados, pero a la vez tan esperados.

Esta noche aprendí que pasamos toda la vida comprando ropa sin saber que los mejores momentos se viven sin ella...

jueves, 11 de agosto de 2011

Yo nunca dejé de contar...

Por una vez deja de lado todo y mírame como lo hacías antes. Mírame a los ojos y dime qué ves. Sigo siendo aquella niña pequeña, aquella que tenía una mirada inocente, una sonrisa que sólo tú sabías hacerla nacer. ¿Recuerdas cuando todo era perfecto? Fueron momentos inolvidables y ahora, cada día que pasa, es como un día que pierdo sin ti, son besos que resto. Me alejo, te alejas, siento que te pierdes en el camino, que los restos que quedaban del cariño se van deshaciendo al paso de las agujas del reloj. Contigo pasé un verano, un otoño, un invierno, una primavera... Y llegaba otra vez el calor, pero no fue como el anterior verano... Y mucho menos este, todo en esta vida cambia, las personas cambian y junto a ella miles de sentimientos. Quizás tuviste miedo de verme como una mujer y no una niña o quizás necesitabas algo más que unas caricias.
Te di todo y más, por ti dejé las cosas que más quería en mi vida de lado, dejé todo por lo que sentía en mi interior, porque mi corazón empezó a latir más fuerte que nunca al tenerte a mi lado.
Pero ahora, ahora los latidos son entrecortados, la intensidad disminuyó hasta tal punto que es intangible ese latido que me salvaba cada despertar soñando con verte a mi lado. Y yo sigo aquí escribiendo como el primer día pero con más ganas, con más amor porque te quiero sin medida... Si supieras el dolor que puedo sentir en el momento que necesitaría unas palabras, un beso, una caricia tuya, ese algo que me tranquilizara y dijera "Tranquila, estoy aquí", no te pido una historia de amor de película, tampoco te pido que me quieras como te quiero, te pido que estés ahí cuando un día necesite de tu cariño, ese que sólo tú me puedes dar; porque sin saberlo eres la causa de mi llanto...
Permíteme confesarte que te quiero como nunca nadie te querrá porque si me lo pidieras haría hasta lo imposible por tener una oportunidad... Sólo una.
- Yo nunca dejé de contar...


viernes, 5 de agosto de 2011

Sigo siendo esa niña...

El mundo está tan loco que se acabará destruyendo así mismo. Las personas ya no son como era antes, se perdieron toda clase de valores en esta sociedad. Ya no se quiere, ahora sólo se utiliza a la gente. La amistad quedó trasladada a un segundo plano, habiendo así solo amistades por conveniencias. En cambio, yo sigo siendo yo, sigo pensando que quererte es lo mejor que me pudo pasar. Sigo sintiendo los nervios cuando te tengo a un metro de mí, aún más cuando rozas mi piel. Sigo besándote en las noches más calurosas. Ahora que mi alrededor cambió puedo ver la vida de otra forma y puedo decir que no me rindo aunque todo vaya en mi contra, que si necesito de tus besos, algún día los tendré, no importa que no sea en el preciso instante que lo necesite, pero lo tendré tarde o temprano. Sólo con oír tu voz al otro lado del teléfono me saca una sonrisa de la boca, simplemente porque eres tú...
Y yo sigo siendo la misma quinceañera que conociste, aquella pequeña niña que se enamoró perdidamente de ti y que aún hoy, sigue enamorada.


miércoles, 3 de agosto de 2011

Lo demás me sobra



Será lo que nadie quiere en su vida, será aquello que no te recomiendan, será la mentira más grande que jamás te hayas encontrado, será el pecado imperdonable, será el más terrible dolor de cabeza, será la locura de tu mente en las noches más frías, será la ausencia de besos y caricias, será la soledad arropada entre sábanas de algodón, será la canción más triste interpretada por aquel solitario hombre, será mil lágrimas derramadas, será el abismo de sentimientos en un corazón, será el puñal, aquel que te clava y sangras hasta morir, será la mirada que te mata... Podrá ser lo que nunca quisieras para los demás, será aquello que te dicen que te alejes, será ese pecado que nunca debes cometer pero para mí es mucho más.
Es esa caricia que llega y me salva. Es ese abrazo inesperado que me hace tocar el cielo. Es el beso de sus labios el que me despierta de cada pesadilla. Es ese roce de manos que agita cada latido de mi corazón. Es su mirada la única capaz de reenamorarme en cada encuentro. Es sentir que lo puedes querer más y más cada día que pasa en este calendario que va a contratiempo. Es fundirnos en uno sólo y sentir que si el mundo acabara en ese mismo instante, no me importaría porque estaría contigo, con la persona que hace de mis días los mejores. Eres el único que con unas simples palabras rotas por tus labios puede hacerme la niña más feliz o en cambio, romperme en mil pedazos. Si quisieras daría cada latir de mi ser, cada suspiro, cada silencio, todo, daría todo por compartir cada segundo contigo, por compartir tantos y tantos momentos que sueño, y sé que no sucederán, pero en mis sueños estás ahí, a mi lado, puedo sentir tu respiración exhausta en mi cuello mientras tus manos recorren mi cuerpo. Puedo sentirte junto a mí, porque si es a tu lado, lo demás me sobra.
800 días desde aquel primer momento...
Quiero seguir contando, ¿y tú?

lunes, 1 de agosto de 2011

Si tú quisieras...

Podríamos ser todo y nada a la vez. Podríamos ser más y mejor. Podríamos ser un día cualquiera lleno de sorpresas. Podríamos ser un barco de papel que no se hunde en el mar. Podríamos ser una moneda de dos caras que siempre diga que nada va a salirnos mal. Podríamos ser verano en pleno invierno. Podriamos ser un beso de los que calan en los huesos. Podríamos ser muchas noches sin dormir. Podríamos ser un juego de uno jugado por dos. Podríamos ser miradas que se clavan. O palabras que se escriben solas en tu espalda. Podríamos ser un corazón dibujado con tu dedo en mi pecho. O una sábana blanca repleta de pétalos. Rojos, como mis labios en tu cuello. Podríamos ser norte, sur, este, y oeste. Podríamos ser cualquier cosa que sueñes conmigo. Podríamos ser caricias que recorren caminos sin ningún final. O una canción por terminar. Podríamos ser una historia de ciencia ficción, comedia, terror, amor. Podríamos ser fuego sin quemarnos. Podríamos ser silencios llenos de te quieros. Podríamos ser el mejor día de nuestra vida. Podríamos ser vértigo en lo alto de la Torre Eiffel o tu risa rodeándome para que desaparezca el miedo. Podríamos ser uno, y olvidarnos del dos. Podríamos hacer la guerra para después hacer el amor. Podríamos ser tantas cosas, como kilómetros tiene nuestra imaginación. Podríamos ser las ganas que nunca faltan. Podríamos ser hasta lo inimaginable, si tú quisieras.


 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl