♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

martes, 28 de junio de 2011

Mi felicidad eres TÚ


Felicidad. La palabra felicidad es tan abstracta pero a la vez tan llena de significado.
La felicidad para mí es una sonrisa a 20 metros de mí. Es verte y que me sonrías a lo lejos. Felicidad es que abras la puerta y estés ahí. Felicidad es cuando me agarras por la cintura acercándome a ti. Felicidad es que me beses sin esperarlo. Felicidad es cogerte de las manos pensando que quizás pronto te vuelva a tener. Felicidad es mirar mi móvil y encontrarme con una llamada o un sms tuyo. Felicidad son mil noches a tu lado. Felicidad es no dejar de contar los días que hemos pasado juntos.
Felicidad es ver tantas fotos de los momentos mágicos que compartimos. Felicidad es tener esperanzas cada día por verte. Felicidad es sentir que eres mío por un momento. Felicidad es notar como tus manos acarician mi cuerpo. Felicidad es perdernos en medio de la nada sin pensar en nada más. Felicidad es jugar en el agua hasta cansarnos. Felicidad es que te busque y te encuentre. Felicidad es cuando con tus tibias manos desnudas mi cuerpo. Felicidad es quererte cada día un poco más.
Felicidad es tu nombre en mis labios. Felicidad es perderme contigo entre las sábanas. Felicidad es cuando oigo tu voz a través de mi móvil. Felicidad es que me beses una y otra vez. Felicidad cuando me acuerdo de ti y se escapa una sonrisa de mi boca. Felicidad es que me cambies por tus amigos. Felicidad es que me necesites de vez en cuando. Felicidad es que pienses en mí, aunque sea por error.
Felicidad... Mi felicidad se resume a ti, golfo.

lunes, 27 de junio de 2011

Hasta que el tiempo nos lo permita...



Siempre vuelve y me sorprende. Vuelve cuando pienso que ya no lo volveré a tener frente a mi con esa sonrisa que me enamora. Vuelve y me besa como en una de esas películas que terminan felices. Vuelve y parece que todo es perfecto, que entre él y yo no hubiera ningún problema. Simplemente hace único cada momento que vivimos, y sí, con él viví mucho más de lo que hubiera soñado.
Porque no es otro, es ÉL quien me enseñó que un instante puede ser eterno. Fue ÉL quien me enseñó que podemos tocar el cielo. Fue ÉL quien me enseñó lo que es querer. Fue ÉL quien me enseñó mil y un lugares prohibidos. Con él y siempre será con él con quien querré compartir los mejores momentos.
Aunque vengan más chicos a mi vida, aunque me pierda en otros labios, entre las sábanas de otro cuarto, en cada beso te buscaré y desearé que fueras tú el que acaricia mi cuerpo. Porque debes saber que nadie logró hacerme sentir la mitad de lo que tú conseguiste, porque me siento incapaz de mirar con los ojos que te miro a cualquier otro...
Contigo iría a cualquier lugar perdido. Contigo estaré a tres metros sobre el cielo. Contigo el tiempo pasa rápido y sin ti pasa tan lento. Contigo haces que todo alrededor no exista. Contigo la inocencia la dejo perdida en algún lugar de tu casa.
Soñar, dicen que los sueños no se hacen realidad pero yo cada instante que vivo contigo es mucho más de lo que podría soñar. Si pudiera pedir un deseo, pediría que a cada anochecer te tuviera a mi lado en la cama y que al amanecer siguieras ahí... Es que no existe nadie más que tú. Es a ti al que espero ver en cualquier lugar, es a ti a quien busco que esté conectado, es a ti con quien deseo hablar... Sí, sólo a ti. Y seguiré contando hasta que el tiempo me lo permita...

sábado, 25 de junio de 2011

El sueño de una noche de verano: TÚ

Una llamada. Una sonrisa a lo lejos. Una caricia a la que se sucede otra. Ese lugar. El cielo lleno de estrellas. Un beso, y otro más. Perdí la cuenta de los roces entre tus labios y los míos. Manos que se entrelazan. Respiración entrecortada. Coches que pasan veloces ajenos a aquel momento. Un abrazo milimétrico. Miradas que dicen más de lo que deberían. Juegos que nunca llegaron a terminar. Besos que se escapan al compás del tiempo. Un flash que captura un momento. Tú y yo, perdidos en algún lugar.

Aprender que a veces los deseos de la Noche de San Juan pueden hacerse realidad.
- El sueño de una noche de verano, contigo.


domingo, 19 de junio de 2011

El roce de tu piel

Será un secreto que tus labios y los míos se volvieron a encontrar una fría noche de junio... A veces los imposibles, se convierten en improbables, pero la improbabilidad es tan inexacta que se puede lograr a convertir en probable, y de pronto, sucedió. Estábamos allí como si nada hubiera pasado, como si los últimos días solo hubieran sido un mal sueño del que despertáramos.
Parecía mentira que tus manos estuvieran acariciando de nuevo mi piel, que el roce de tus labios con los míos no podía ser más real; y ahí estábamos aprovechando cada minuto como si fuera el último.

sábado, 18 de junio de 2011

18.06.09

Hoy podría decir que es un día más, una hoja del calendario que se queda atrás pero no puedo decirlo. Hoy es ese día que tú y yo elegimos hace dos años. Es ese día que podríamos compartir aún. Es un 18 de junio. Fue un 18 de junio del 2009 que nunca olvidaré porque si nada hubiera cambiado hoy tendríamos algo que celebrar. En cambio, yo sigo aquí, recordando ese día, tus palabras frente a las mías, ese beso, esa caricia, esa tarde que vivimos perdidos en algún lugar. Sé que tú y yo no estaremos nunca juntos pero me gusta revivir momentos que me hicieron felices, y este día es para recordar, sin ti, pero te siento a mi lado.
Todo empezó como un juego, quizás siga siendo un juego en el que te toca mover ficha a ti ahora, pero para mí es un sentimiento, algo por lo que luchar, un sueño, es la razón por despertarme cada mañana, es mantener viva esa esperanza que te da fuerzas de seguir adelante, de no rendirme... Y si conocieran la historia dirían que son 730 días perdidos, desperdiciados, malgastados. 730 días en los que mi vida cambió, en los que aprendí a amar a pesar de no ser amada. Aprendí a esperar, a soportar mil cosas, a ser celosa sin querer. Aprendí a guardar mis sentimientos, aún sabiéndolos tú. Me di cuenta que cuando se quiere de verdad nada importa y que si de verdad lo deseas luchas hasta el final, porque si caes, te levantas y te curas la herida y así mil veces. Porque el amor no es amor si en el fondo no duele...
18.06.09. Te quise...
Y hoy, 18.06.11 te quiero. Contigo o sin ti.

jueves, 16 de junio de 2011

Sigo a tu lado...


Ahora que todo parece terminar. Ahora que quizás este cuento llegó a su fin. Ahora que nada es claro quizás sea el momento de decirte lo que siempre callé. Si estuve a tu lado durante todo este tiempo fue porque cuando estaba contigo no existía nada más a mi alrededor, eras tú y solamente tú. Siempre fuiste tú a la persona que quería ver, con quien deseaba hablar... Fuiste y serás tú a quien de verdad quiero. ¿Qué importa lo que piensen? A mí nunca me importó "el que dirán" yo no decidí quererte, lo que si decidí fue afrontar las consecuencias de este hecho y hoy aquí estoy intentando que nada cambie entre tú y yo, que tu mirada y la mía se crucen y se digan mil cosas y no que se esquiven. Quiero seguir rozando tus labios... Siendo tuya.
Ahora no pienso rendirme, después de tantas llamadas, besos, abrazos, esperas, conversaciones, lágrimas, desengaños, mentiras, sueños, verdades, ilusiones, decepciones, por todas esas infinitas ganas de estar a tu lado al menos un segundo, no pienso rendirme, no ahora. Y si te giras aquí me ves, aún sigo a tu lado, esperándote por si decides volver.
- Eres tú quien decide si seguimos contando.

martes, 14 de junio de 2011

Nada no es suficiente

Siempre creí que esto sería para siempre pero en el fondo sabía que nada es para siempre y el amor con el tiempo se desgasta, a base de golpes, desengaños, mentiras... Ahora siento que todo el tiempo que invertí en quererte, en intentar que me quisieras sólo la cuarta parte de lo que yo te quería, todo el tiempo en el que te envié mil sms, cuando te llamaba... todos esos minutos, horas, meses, años se han ido quedando atrás junto al cariño de hace tanto que no logro recordar. Y fue entonces cuando todo estaba tan reciente que con sólo mirarnos se palpaba que había algo, después de tanto una mirada apenas no dice nada, y nada no es suficiente.
Y puedo mirarte y que sientas que te voy a querer toda la eternidad pero no quiero, ya no. Siento que desperdicie demasiado en intentar salvar algo que quizás nunca existió, que una mentira no es una verdad, que una llamada sin responder se hace una vez, no mil, que un beso se da cuando se siente, cuando tienes ganas de mí, que ese abrazo que me salva nunca lo tengo, y me ahogo... Y son detalles que faltan, que me harían feliz, son detalles que nunca tuve y vivo sabiendo que nunca los tendré contigo, que tú no eres de darme un abrazo cuando sientes que estoy triste, ni tampoco de verme cuando te lo pido... Pero ambos sabemos que te he querido a pesar de todo, y aún te sigo queriendo, pero llegó la hora de que comprendas que hay cosas que duelen sin más, cosas que quizás nunca te imaginarías pero el corazón es muy frágil y fácil de romper y tú cariño, lo rompiste demasiado aún reconstruyéndolo con cada beso...
A veces esto no es suficiente, y yo... me conformé con tan poco y aquí me ves a tu merced.



miércoles, 8 de junio de 2011

De la nada se hace un todo

Y cuando todo empieza a ir bien es cuando más duele la caída, y das todo a cambio de nada... Y aún con nada lo sigues amando con el resquicio de una esperanza. Esa esperanza que con el pasar de los años aún vive en ti.
Aprendí a amar sin ser amada y hoy aquí entre líneas te digo que te espero en el lugar de siempre, allí sigo... ¿Vendrás?


lunes, 6 de junio de 2011

Y en un segundo se perdió todo.


Sólo pedía estar a tu lado, que por una vez el sol brillara entre las nubes, sólo pedía poder quererte como te quiero pero una vez más me lo negaron. Siempre soñé con tenerte entre mis brazos, con abrazarte, besarte y así que pasaran las horas y seguir así hasta dormirme en tu pecho... Pero de pronto suena algo, me despierta y nada es como quisiera. Otra vez llueve, hace frío, las lágrimas traicioneras bajan por mi mejilla hasta morir en el filo de mis labios y me faltas tú. No estás ahí para secarme las lágrimas ni para evitar que éstas caigan, estás tan lejos que hasta imaginar el perfil de tu rostro me resulta complicado. En un segundo olvidé todos los besos que nos regalamos y los que nos quedaban. Olvidé el sutil olor que dejas en mi ropa después de estar juntos. Olvidé el roce de tus manos acariciando mi tibia piel. Olvide toda fecha en la que fuimos felices. Olvidé cada refugio en los que nos escondíamos. Olvidé tu sonrisa, esa que me volvía loca. Olvidé el sonido de tu voz susurrando en mi oído. Olvidé aquel número de teléfono cansado de mis llamadas. Olvidé el sabor de tus besos. Olvidé cada resquicio de cariño que habitaba en ti. Olvidé todo aquello que un día construí a tu lado, olvidé cada recuerdo que tenía guardado bajo llave. Quemé fotografías, quemé cartas nunca entregadas, quemé mis propios deseos que soñaba poder realizar contigo... Y con todo, quemé mi amor por ti.

viernes, 3 de junio de 2011

Quizás fue todo un juego

Mi dolor no es que te hayas ido, sino que quizá nunca estuviste a mi lado, aún cuando éramos algo.



 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl