♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

martes, 29 de marzo de 2011

Y que digas "es ella" . . .

A veces y de una forma muy disimulada te quise decir quédate conmigo, tan solo con apretar tu mano. Otras veces quise decirte no me mires más que sino me rio, con la boca seria a punto de sonreir. Muchas veces quise decir nada y otra veces todo. Y si a veces no digo nada y te dejo a ti hablar, es porque quiero que tampoco digas nada y me des un abrazo, de esos que rara vez me regalas. Y si es necesario que te diga las cosas a los gritos, es para que me calles con un beso, de esos que no puedo respirar más. También a veces me quedo mirándote a los ojos sin decir palabra, será que en ese momento no me saldría más palabras que un "te quiero". Y cuando te hago una llamada perdida es para que por un segundo te acuerdes de mí y digas "Es ella" . Porque si es cuestión de confesarte lo que siento te diré que te quiero y te he querido más que a nadie... Y que ojalá me vuelvas a hacer sentir que no existe nada más que tú y yo...
18.06.09 ¿Recuerdas? TE QUIERO.


miércoles, 23 de marzo de 2011

¿Y si llegó el momento


Es un día más que tachar en mi calendario. Un día más que pasa sin dejar huella en mi vida, pasa tan fugaz que es impalpable. Y hoy, 24 horas como otras cualquieras, me detengo a pensar en todo el tiempo que desperdicié intentando dar sentido a todo esto; cada momento que perdí por caer en el intento de tenerte entre mis brazos, todos aquellos intentos fallidos; tantas horas muertas que pasé esperando una llamada, un mensaje, algo de ti... La más mínima muestra de saber que también te acordabas de esta niña, pero nunca llegaba esa llamada ni siquiera una llamada perdida. Sumas, sumas y sigues y ya no quieres seguir con esta pérdida de tiempo que no te llevará a ningún lado. La realidad es así, yo para él no soy nada más que una chica que entró un día de primavera en su vida, pero tal y como entró volvió a salir, no soy nada, y yo sigo aquí, donde siempre esperando que vuelvas con esa esperanza cada mañana de envolverte entre mis brazos. Pero lo que más odio es tener una esperanza y a la vez tener la misma certeza de que no vas a aparecer de repente, nunca lo hiciste ni lo harás, sé que nunca te veo, y si te veo son 2 segundos porque nos hayamos cruzado. Lo que tú desconoces es que gracias a esos 2 segundos en los que tu mirada y la mía se chocaron hace que sonría durante todo el día, que sueñe con tu boca, que oiga tu voz....
Puede que ya haya llegado el momento de cerrar este libro, de dejar que el reloj marque las horas sin preocuparme por verlo, de dejar que pase todo, que el tiempo cura las heridas y quizás sea el olvido... Y si no sucede así, te seguiré queriendo como llevo haciendo desde aquella tarde pero con la diferencia de no buscarte. Será que siempre que te busco no te encuentro, que cuando necesito verte sé que no te veré, será que debo dejarte ir...


domingo, 13 de marzo de 2011

Volví a ese lugar . . .

Hoy volví al sitio en el que te vi por primera vez. Buscaba las sensaciones perdidas, las palabras olvidadas, las promesas que ya no valen nada. Intentaba encontrarme con la mirada que consiguió cautivarme, las caricias de tus manos por mi tibia piel, el roce de las yemas de mis dedos por tu cuerpo. Pero estaba allí, sola, no había nada... Quizás algún día tú también me busques, puede que ya no esté allí o puede que te espere siempre...




lunes, 7 de marzo de 2011

Nuestro límite no existe



Y enredarme una vez más entre tu cuerpo, dejar al mundo tras las ventanas y construir un universo paralelo entre esas 4 puertas que nos mantenían alejados de todos. Fue en ese instante cuando por un momento volví a creer que los sueños si pueden hacerse realidad, renació en mí la esperanza de poder besarte sin temer a nada... Y de pronto, tus labios chocaron con los míos de tal forma que todo se sumió en un silencio, se paró en ese mismo segundo el mundo y allí estábamos, tú y yo en medio de la nada, besándonos, acariciándonos... Sentí tu piel contra mi piel desnuda, sin temores, ya no, ya no había miedo ni inseguridades, yo era tuya y no se podía retroceder. Todo sucedió, el tiempo no fue obstáculo, nada se interpuso entre tu piel y la mía, al principio a un milímetro hasta llegar a juntarse y ser tan sólo una. Y que una agradable sensación recorra tu cuerpo y te haga retroceder a tu pasado y recapacitar pensando que nada ha cambiado, que todo es como aquel verano convertido en invierno, pero abres los ojos y ves que está él, no es el mismo chico al que conocí ni yo soy la misma niña y fuera del coche no hace sol, llueve y siento frío. Y por todo esto y más imaginaré al dormir con despertar abrazada a ti.
¿Qué importa? Era nuestro momento, quizás no podíamos predecir lo que ocurriría después, tal vez fue el destino el que nos puso en medio del camino las piedras para esquivarlas y una a una las vamos superando; el miedo es tan sólo un reto que nos dicta la vida. Será que tú y yo siempre rozaremos el límite de lo prohibido.

domingo, 6 de marzo de 2011

Tanto y tan poco...

Y volver a sentir la sensación de querer tenerte entre mis brazos y abrazarte tan fuerte para que nunca más te alejaras de mi. Pensamientos entrelazados unos con otros, pensamientos confundidos, es ese no saber qué hacer en un momento, son nervios, alegría, nostalgia, amor, es todo y mucho más; es algo inexplicable.
Un beso, un simple beso, ese roce de labios hace que todo a mi alrededor se nuble de tal modo que sólo te pueda contemplar a ti, a esa sonrisa, esa mirada tan llena de vida... Dame la oportunidad de confesarte que sigues siendo el dueño de mis sueños, que es con el roce de tus manos el que me inspira a no dejar caer en un abismo tantos momentos. Es una palabra en el momento adecuado, es un "que guapa vas, peque", es una llamada perdida o un sms a media mañana y salir a tu encuentro...
Después de tanto y tan poco sólo pido que luches porque lo poco que nos queda no muera...



jueves, 3 de marzo de 2011

Y todo se rompió . . .


Prometo que nunca olvidarás lo que me dijiste. Y sí, te dejaré ir, vuela tan lejos de mí hasta que no te alcance ver, hasta que mi mirada brille tanto y refleje una inmensa felicidad que a tu lado no logré encontrar. Vete por el camino de piedras por el que me encontraste pero no te gires a ver si sigo allí mirando como te alejas, no te gires y olvida todo lo que un día llegamos a compartir. Saca de tu mente todos los recuerdos por los cuales sonreíste a mi lado, sácalos y déjalos libres que el viento se los lleve a donde las estrellas ya no brillen. Y será entonces cuando un amanecer sentirás que te falta algo, un cariño, o quizás una mirada, o una caricia, o ese te quiero que te decían y recordarás a una niña, sí, me recordarás a mí, a aquella que te hacía sentir que valía la pena ver un atardecer abrazada a mí... Pero en ese momento yo ya habré emprendido un camino muy distinto al tuyo, con diferentes retos, con menos lágrimas y más sonrisas, con motivos por los que si merecen la pena ser feliz. Quizás sea ahora cuando me doy cuenta que el permanecer más tiempo junto al calor de tus caricias solo perpetuaba el dolor que se acrecentaba en mí, a cada segundo que me despreciabas la angustia crecía a pasos desmesurados y sin embargo, una fría noche de marzo he sentido como todo lo que he ido guardando durante estos años se ha caído al suelo y se ha roto en mil pedazos, todo, y no queda nada... Es como un sueño que cuando se rompe ya nada puede hacer para volver a creer...

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl