♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

lunes, 31 de enero de 2011

Te llevaste todo contigo...

Y vuelve ese sentimiento una vez más, ese sentimiento que pensaste que no regresaría tan rápido. Ya conoces sus síntomas: ahogo, cefalea, mareo, llanto... Conozco a la perfección cada uno de estos rasgos. Siempre suceden cuando anhelas a una persona, un momento; o cuando pierdes todo, a quien quieres, a todo lo vivido; cuando te decepcionas... Cuando lloras y notas que una lágrima recorre tu mejilla hasta morir en el filo de tus labios, y parece que no puedes controlarte, que de una sola lágrima brotan miles más y no puedes pararlas hasta que rompes en un llanto incesante mientras te cuestionas preguntas que sabes que nadie te responderá...
Y él, ¿qué hará él en estos momentos en que tanto lo necesitas? No quieres imaginar con quien estará, ni que hará. En esta situación evadirse es la mejor salida, intentar pensar en lo que sea que no tenga que ver con él... Solución que acaba fallida, todo te recuerda a él, cada palabra, cada mirada, cada canción, cada gesto, todo es él, no hay nada ni nadie más que él en este mundo, tu mundo.
De repente consigues levantarte y te miras al espejo y no te reconoces, esa no eres tú, tienes la mirada triste, los ojos rojos e hinchados, estás pálida sin ganas de nada. La chica de antes era tan feliz y enérgica que cuando la veías te contagiaba a ti esa radiante felicidad, esa belleza que poseía al mirar, ese brillo en los ojos que te hacía pensar que esa chica era realmente feliz... Ya no, ya no está esa chica, hace demasiado que desapareció para quedar solo meros instantes de alegría en ella, todo se marchó cuando llegó el, o mejor, cuando se marchó se llevó toda su vida, todo lo que ella guardaba: sonrisas, caricias, besos, cariño, AMOR...
Sólo sueña después de tanto que le devuelva la mitad de lo que le robó ese día, que le devuelva tan sólo lo justo para tener la valentía y fuerza de volver a sonreír como antes, como aquella niña que sólo se preocupaba por ser feliz.


3 Sueños por cumplir:

Itziar Menor dijo...

Me encanta.. cuantas veces sentimos q nos invade irremediablemente la tristeza y q no puedes hacer nada por echarla..

María dijo...

Sin palabras, me encanta! Me siento bastante identificada.
Pero bueno, lo mejor son nuevos objetivos y olvidarse de aquellos que nos hicieron pasarlo tan mal. Y claro está, volver a recobrar la felicidad que antes teníamos y volver a ser los que éramos!

Un beso

Bler Maider dijo...

Me encanta tu blog, los textos son presioso, te sigo, pasate por el mio si te apetece y sigueme si te gusta ;)
Un beso ! :D
http://sonrisasylagrimaspordoquier.blogspot.com/

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl