♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

domingo, 23 de enero de 2011

¿Será nuestro día?


Y soñar una vez más con estar entre tus brazos sin mirar lo que hay tras una carretera, en este pueblo, en cada casa, en cada persona... Y vivir al límite, vivir como vivimos aquella vez, luchando por ese cosquilleo que sentíamos en nuestro interior, por esos momentos que queríamos que no terminaran jamás, por unos besos que nos elevaban al cielo una vez más... Vivir, vivir todo contigo. Vivir y soñar un despertar nuevo que hable de nosotros, despertar contigo. Dormir abrazada a ti, abrir los ojos y ver que aún sigues a mi lado y que no te has ido ni te irás... Es esa sensación de amar, de querer, de sentirme tuya, de sentir que si es todo contigo nada más importa, y es que si siento tus caricias sobre mi piel todo se desvanece, hasta el más mínimo destello de luz queda al final en nada... Y nada es lo que nos queda, todo lo que construimos a partir de una mirada esa tarde, nuestra tarde.
El reloj, maldito reloj que ya no cronometra nuestras caricias, que ya no suena al ritmo de nuestros latidos acompasados por una música de fondo. El reloj, ese reloj que siempre apremiaba la hora de irnos, de separarnos, de no volver... Para no regresar más. Sé que no estarás a mi lado este 14 de febrero, ni que tampoco me llamaras ni te preocuparás por como estoy, pero esos pensamientos en mí quedaron en un segundo plano, esas pequeñas cosas ya no me importan, sólo deseo que compartas conmigo un segundo de tu tiempo. Y amor, y pasión, y mil sentimientos enfrentados en una espiral que no deja de girar, gira muy rápido, tan rápido que no te consigo distinguir entre tantos rostros, ya no deslumbra entre los demás tu sonrisa, ni ese brillo de ojos tan característico de ti... Y tu risa, y tu voz, ya no la oigo, me esfuerzo pero es inútil... Ya no estás, te has ido...Quizás no exista entre los dos un adiós, sino siempre será un hasta pronto, hasta que el destino nos vuelva a cruzar, hasta que una fría tarde de enero te vuelva a ver allí, y me mires y por tu mente pasen mil y un momento conmigo; besos, abrazos, susurros, discusiones, celos, caricias, sonrisas, miradas, atardeceres, estrellas... Nuestra estrella, y esa luna que vio consumir la pasión que existía. Y pido que dentro de 240 días estés a mi lado, que compartas conmigo ese momento que llevo esperando tantos años, y te prometo que todo será diferente, que si quieres todo puede volver a ser como fue un 25 de mayo, que si quieres podemos volver a empezar y olvidar todo lo malo, y volver a escribir esa historia que un día empezamos, y poder poner una fecha en la corteza de aquel árbol donde están nuestros nombres, ¿recuerdas? Y soñar con que sí estarás conmigo, de mi mano, en ese día... Que si tú quieres también puede ser tu día.

1 Sueños por cumplir:

Hermosa Locura dijo...

Me chifla tu blog! Y la cabezera OH!
Pasate por el mío http://hermosalocuranosoybipolar.blogspot.com/
un muak :)

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl