♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

lunes, 25 de octubre de 2010

Todo se escapa


Y sentir que no puedes con nada, que todo te viene grande. Aceptar que siempre vas a acabar igual, perdiendo y sola. Aceptar que nada es como aparenta ser, que todo tiene un trasfondo y un porqué. Darse cuenta de las mentiras y aceptarlas aunque te duelan... Sentirse tan débil como un pétalo marchito en otoño, sentir como una lágrima resbala por tu mejilla y tú no haces nada para detenerla.
Y ves pasar el tiempo, ves que se escapan esos momentos compartidos que ya nunca regresaran, se fueron... Se marcharon lejos donde tu vista no alcanza a ver, pero te inclinas un poco más, y nada... No ves nada, sólo recuerdos en tu mente. Deseos de querer amarrarte tan fuerte a una cuerda y no soltarte simplemente para no volver a caer, porque la vida es así, aprender a no caer, y yo... me cansé de levantarme...


domingo, 24 de octubre de 2010

Quédate


¡Espera! No te vayas, si este es nuestro final quiero pedirte una cosa.
Quiero que sepas que desde el primer día en que quedamos me encantaste. Que siempre esperaba que me dijeras "peque" porque me lo podrían decir más personas, pero nadie como tú. Que en el fondo nunca soporté este juego del te tengo pero no te tengo, que yo quería tenerte para mí y no para otras, algo que era imposible. Que no soporté tu impuntualidad y tus desplantes pero confesarte que me hacía mucha ilusión después de esperar 10 minutos verte aparecer tras la esquina.

Sólo te quiero pedir una cosa más, que hagamos el amor durante toda la noche y que por última vez finjas que todo es perfecto en mi país de las mil maravillas, ya que mañana sólo te quedará de mí el recuerdo de alguien que te enseñó a convertir tus sueños realidad y a poder volar. Quédate conmigo esta noche.

jueves, 21 de octubre de 2010

Hoy...

Hoy mi alma me pide que escriba, que dicte lo que mi corazón dice, que lo grabe en el papel más duro que exista, en donde no se borre cada letra de cada palabra que compone cada frase. Hoy me pide que hable con sinceridad. Detenerme frente al espejo y ver mi reflejo de niña, una cara que ya no transmite serenidad, sino angustia; una mirada perdida buscando a alguien; una sonrisa cansada de sonreír sin ganas; una lágrima caída en la estela de un mar sin calma. Y bajo la mirada, no me gusta lo que veo reflejado. Poco a poco se extinguió en mí esa llama de felicidad, esa alegría por la que sonreía por cada mínima tontería, esa ilusión por ver un nuevo amanecer, y sobretodo esas ganas de sentirte tan mio, tan cerca de mi... Ya no queda ni la milésima de lo que un día llegué a ser por ti. Y lo siento pero me resulta imposible olvidar todo lo que un día compartimos, y me duele ver que hoy ya no quieres saber nada mí, y me duele abrir los ojos ante esta realidad, realidad que aunque no lo creyeras, siempre la tuve presente. Y quizás sea hora de darse cuenta de que nunca hubo algo más que una simple amistad entre nosotros, que lo que yo siento por ti es amor, y tú... ¿Qué sientes? ¿Amistad, cariño como mucho? No importa, ya nada importa, entre los dos acabamos con lo poco que quedaba de esto que un día fue todo. Lo que un día me llevó a querer dar todo por tenerte un segundo a mi lado, lo que me llevó a amarte sin pensar en el mañana, lo que me llevó a querer despertar cada día con una nueva sonrisa sólo para regalártela. Besos... besos de otros labios, caricias de otras manos... ¿Qué me importa quién me bese o me acaricie si no eres tú? Si los labios que podré besar no serán los tuyos, si no podré acariciarte. ¿Qué me importan si no eres tú? Porque te busco en los besos de otras personas y no te encuentro.
Aunque creas que te he olvidado, sigues presente en cada resquicio de mi corazón.
18-06-09 ¿Recuerdas?


sábado, 9 de octubre de 2010

Si te tengo a ti me sobra lo demás.


¿Alguna vez te has parado a pensar en tu futuro? ¿En qué será de ti en unos años? Yo sí, y hoy me paré detenidamente, y llegué a una conclusión, y simplemente es que no me veo futuro porque miro atrás, mis pasos, tantos tropiezos, tantos fallos y errores que aún sigo cometiendo. Y si tanto tiempo perdí, no creo que ahora me vaya a ir mejor porque si hacemos una escala en el tiempo, a medida del paso de los años he ido empeorando hasta tal punto de creer de que yo nunca seré feliz completamente, nunca lo fui solo lo fui en determinados momentos, y me da coraje pensar que esos momentos son aquellos que pasé contigo, y me da coraje que el único que me pueda hacer feliz seas tú... Coraje que el pensar no verte, no tener una palabra o una mirada tuya me haga temblar. Coraje por no tenerte. Coraje por querer besarte. Coraje por lo que fue y no será. Coraje por quererte aún a sabiendas que tú nunca lo harás. Coraje porque me hago daño cada segundo al recordarte. Coraje al caer una lágrima por tu ausencia. Es ese sentimiento de cobardía que siento, de miedo, de no querer más allá de lo poco que tengo. Sentir la conformidad por lo poco que puede ofrecerte la vida. Y ese rechazo ante lo que otras personas me pueden dar, y cierro los ojos, porque yo lo único que quiero es a ti, y me da igual que pueda tener a otros sino te puedo tener a ti. Porque yo en ti vi lo que nunca imaginé, y yo, no necesito nada más.


 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl