♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

lunes, 10 de mayo de 2010

Nostalgia

Es increíble como en un instante del día unas simples palabras pueden hacer que te desahogues, que te sientas mejor e incluso, pueden llegar a sacarte una sonrisa. Hay días en los que la nostalgia te invade, pero te llena de una forma sorprendente, que ni tú misma puedes llegar a creer y entender. Y empiezas a pensar y recordar, y recuerdas todo lo que has tenido y ya no tienes. Piensas en esos momentos en los que fuiste feliz, esas tardes de risas con amigas, que pueden que ya no estén, o si están, están lejos, tardes que no vuelven a tu vida por cuestiones que no quieres saber, aunque a veces, no niegas que te invade la duda de ese porqué... 
Fallos que cometiste en el pasado y te arrepientes, mentiras a amigas por conseguir algo, porque el daño sufrido cambia a las personas, de tal modo, que pueden llegar a mentir a una verdadera amiga, porque alguna vez te falló, porque ahora quieres ser feliz, porque esta es tu oportunidad, y no te importa cómo puedas llegar a alcanzar ese estado que tanto anhelas, y le mientes, sin pensar en las consecuencias, sólo miras por ti y al cabo del tiempo, todo sale bien, pero luego, te paras a pensar, en qué hubiera pasado si no le hubieras mentido, si la hubieras animado, si le hubieras dicho "Sí, adelante, no hay nada que perder" pero no, fui tan cobarde que le dije "No, mejor no, yo no lo haría" ¡Mentira! Deseaba hacerlo, con todas mis ganas, y lo hice, a sus espaldas, me dolía verla mal, me dolía en el corazón, y aún me duele recordar ese tiempo, pero ella puede tener más que yo, tan sólo pedí tenerlo, sólo quería una oportunidad. Yo, que nunca pedía nada y daba todo, era la primera vez que sentía algo con lo que era capaz de traicionar, de mentir... 

Por algo que nunca funcionaría, al fin. Tantos sentimientos hacia alguien que poco a poco se han ido desvaneciendo con el paso del tiempo, o sentimientos de esa persona que hace poco existían, que eran tan fuertes como el choque de una ola contra una roca en pleno julio, como el estruendo de un trueno que hace asustar a los más pequeños, era tan fuerte capaz de cambiar el rumbo del universo, y miras ahora a tu presente, y ves, que no tienes nada de lo que un día fue. 
Abres los ojos y te das cuenta de que en una tarde puedes llegar a enamorarte, puedes encadenarte a una sonrisa de por vida, a una simple mirada, o a una caricia de sus manos mientras roza tus labios, y como en un segundo, puedes desilusionarte, puede hacer que tu mundo se rompa en mil pedazos. 
Es increíble como sólo una simple palabra puede cambiar de parecer sea dicha de un modo u otro, o una mirada en un determinado instante puede llegarte a reenamorarte e ilusionarte. Y no niego que aún me sorprenda, que no me de cuenta de ciertas cosas, pero no puedo, no tengo el suficiente valor de decir lo que siento, lo que pienso, no tengo fuerzas ni ganas para seguir adelante con esto, quiero terminar con todo y a la vez con nada. Quiero tenerte, pero a la vez quiero que desaparezcas... 

Sin embargo, lo que me da fuerza para seguir adelante, para no pensar en todo, para no preocuparme por cada mínimo detalle son esos amigos que tengo, amigos nuevos, amigos de hace años, esos que nunca se irán y siempre te apoyaran, esos que tienen el poder de hacerte sonreír en el momento más crucial de tu vida, a esos que les prometes "No volveré a llorar" y no lo vuelves a hacer, puedes estar con las lágrimas de rabia, dolor, debilidad, en el abismo de tus ojos y no dejarlas caer, es esa fuerza las que las mantiene ahí, las que hacen que no resbalen por el rosado de tus mejillas. 

Nostalgia... Nostalgia por todo lo que ha habido y ya no hay. Por un futuro que se quedó en el pasado. Por promesas incumplidas que nunca se volverán realidad. Por esa luna que trajiste a mi vida en un anochecer, y que ya no brilla en mis noches de soledad. Por tantos te quieros que duelen al estrellar contra el corazón. Mentiras que delatan falsedad ante los ojos de los demás. Mentiras que ocultas ante ellos, fingiendo desconocerlas, por el vano hecho de no empeorar la situación, porque existen ocasiones que puede que la mejor solución sea mentirte a ti misma, o cerrar los ojos ante lo más evidente, ante lo que todo el mundo ve, pero tú niegas ver. Es mejor.... En ocasiones...


0 Sueños por cumplir:

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl