♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

lunes, 29 de marzo de 2010

Siempre y cuando te lo merezcas


Recuerdo aquel día que por primera vez me cogiste de la mano, y lo recuerdo con nostalgia porque no sientes lo mismo ahora, porque todo cambió: cambiaste tú, pero también cambié yo. Tú ya no eres ese chico del que un día me enamoré, y yo ya no soy aquella niña inocente que un día conociste. Y es que en verdad, el tiempo pasa para todos y va quemando todo lo que encuentra a su paso. Pasan los días, los meses, cada día se hace más largo, más extraño, vamos madurando, dándonos cuenta de cosas que antes eran insignificantes, vamos perdiendo la ingenuidad con la que un día crecimos, vamos abriendo los ojos al mundo, pero también caemos y tenemos la fuerza necesaria para volver a levantarnos y la valentía de afrontar el presente sin temor de volver a fallar. Para ganar hay que jugar, y para jugar primero tenemos que arriesgar. Una cosa importante es que no debes arriesgar más de la cuenta, sólo en la justa medida, hazte valer, que no se crean que tienen poder sobre ti. Tú eres la reina de ese lugar, eres la princesa que un día soñaste y no hace falta que nadie te lo diga, tú lo sabes, es tu vida, tú eres la que cada día decide que hacer, que quieres ponerte, con quien quieres salir, qué quieres hacer, no dejes que nunca nadie te manipule, no te dejes convencer, sé tu misma. Quiero estar piel con piel para que nunca te vayas, y continuar nuestra historia, encontrarte en mi presente. No puedo negar que sentí que el mundo se paró el mismo día que decidiste separar nuestros caminos, y si una hora es nuestra, no dejes que nada ni nadie lo estropee, es nuestro pequeño momento, no pido nada más, solo pido que nuestro tiempo sea por siempre nuestro, que nada del alrededor importe, porque lo que en realidad me importa eres tú. En estos instantes puedo decir que te amé con ese amor que sólo puede amar una niña, y si me pides una estrella te traigo un espejo porque no hay cosa más bonita en todo el firmamento que tu reflejo. Quizás me equivoqué, quizás me ilusioné, quiz,as mi error fue quererte, pero si me detengo a pensar en todo lo que hemos vivido, no me arrepiento de ni un solo segundo a tu lado y es que en tan sólo un segundo fui feliz, y ¿sabes por qué? Porque te tenía junto a mí.
Ama, ama de verdad, da todo y más, pero siempre que se lo merezca. Espera, espera el tiempo necesario, siempre que él vaya a venir a ti. Acaríciale con todo tu cariño, dile las cosas más bonitas que nunca haya imaginado, agárrate a él como si fuera la última vez, o mejor bésale con la misma pasión de aquel primer beso, con la misma ilusión del primer día, con la euforia de un niño en una fiesta, como la niña que un día fui junto a ti.

viernes, 26 de marzo de 2010

Un paso

Que más da todo lo que pueda pasar, lo que ha pasado, o lo que está pasando. Cuando sientes algo por alguien, no te das cuenta hasta que pasa un tiempo, hasta que ya es normal soñar despierta o imaginarte su sonrisa, cuando es inevitable mirarle cada vez que le ves. Cuando te pones nerviosa cuando tus ojos y los suyos se encuentran. No existen razones para explicar eso, ya que a veces el destino las esconde, esconde la respuesta a como se puede llegar a querer a alguien que sólo sabe tu nombre. 
                                    
Hay veces en la vida en que piensas que estas feliz, porque olvidaste a quien antes te hacia llorar, y ahora es mas fácil sonreír, pero entonces ocurre que aparece otra persona que te hace volver a sentir lo que ya sentiste, a creer que todo es un bonito cuento, lleno de sueños, ilusiones y posibles momentos. Imaginas como sería tu vida junto a él, le miras, pero él no se da cuenta, le has vuelto a mirar, pero él no lo sabe, ni siquiera sabe que al pensar en el sonríes sin querer. Hay miedo, mucho miedo, de decir la verdad, y que salga todo mal, que vuelvan las ganas de llorar, de no tener ganas de nada, y de dejar de soñar, pero y ¿si todo saliera bien? ¿Y si diera igual todo lo demás? Lo que diga la gente, las probabilidades de salir perdiendo, o simplemente que nada vuelva a ser como antes. Sólo hay que dar un paso hacia delante, y así nunca volverás a tener miedo, porque será cuando hallas dicho con el corazón un simple te quiero.

martes, 16 de marzo de 2010

Te puedo decir una mentira?TE QUIERO

Porque si ahora estuvieras a mi lado te abrazaría para nunca más soltarte, y es que hemos vivido tantas cosas que me cuesta creer que todo esto sea real, por eso no quiero despertar de este sueño. Ese verano que pasé a tu lado, juro que es inolvidable, porque momentos así con nadie los he vivido ni creo que los viva. Cuando estoy junto a ti me haces sentir de tal forma que puedo tocar a tres metros sobre el cielo, eres especial, eres único. No sé que tienes pero tienes ese algo que te hace ser distinto a los demás. Cada día doy gracias al cielo por haberte conocido, por haber quedado contigo, por cada te quiero que algún día nos dijimos y quizás todo eso haya quedado en el pasado, pero nunca está de más recordarlo, porque el pasado es el presente hecho realidad. Soñar, antes de conocerte soñaba, soñaba con un príncipe, sí, ya sé que suena de niña pequeña, pero para qué mentir si es verdad? Sí, ese príncipe, perfecto, guapo, atractivo, alto, inteligente...ESPERA! Eso no existe, existe la imperfección, pero cuando conoces a alguien imperfecto hayas la perfección. Es cuando quieres realmente a una persona es para ti perfecto. Es cuando cada mañana te levantas pensando si hoy lo verás y lo podrás abrazar de nuevo y cuando te acuestas pensando en todos los instantes que has tenido a su lado, y anhelándolos. Daría todo porque las cosas no cambiaran, porque siguieran bien. Bajaría la luna para decirte que sin ti no puedo vivir, y es que para mí desde hace meses eres TODO: mis ganas de vivir, de luchar, de seguir adelante, de sonreir, pero no niego que a veces de llorar, y es que en este camino no todo son rosas, porque esas rosas también tienen espinas que a veces olvidé, y te hacen daño, pero el tiempo todo lo cura, y se puede rectificar, y ahora todo es tal como un dia soñé, como un día llegó a ser todo esto. A lo mejor fue el destino que quiso que sucediera todo esto, o pura casualidad encontrarte, sea lo que fuera ha sido un golpe de suerte en mi vida, la has cambiado tanto, me has cambiado tanto. No me importa lo que digan, no me importa nada ni nadie, la verdad, es que sólo me importas tú, tú y tus pensamientos, tú y tus sentimientos... Me podría estar horas y horas escribiendo, relatando nuestro primer beso, ¿lo recuerdas? Para mí es inolvidable. Nuestros abrazos, las fotos, los minutos esperándote, las llamadas que a veces, me pasaba pero sabes porqué era, y todo eso es el pasado, y sólo nos vamos a quedar con lo bueno. ¿Te cuento un secreto? Quiero que sepas que tus besos siempre me han sabido a rico helado de fresa y nata. Esos días calurosos que pasábamos son tan importantes en mi vida que dudo que los pueda olvidar, y haré lo posible para que tú, tampoco los olvides. Pero es hora de escribir, de reescribir y de seguir escribiendo páginas de este cuento. ¿Cómo las anteriores? No, mejores, únicas, intensas, llenas de intriga, de pasión, de besos, miradas, palabras, caricias. Porque esto no es cosa mía, es cosa de los dos, si tú caes yo contigo, pero lo que te pido, es que nunca te vayas de mi lado, no dejes de ser mi amigo, no importa el tiempo que pasé, recuerda todo y dime si merece la pena seguir estando así, yo creo que sí. Ahora dime tú, ¿qué piensas?
-¿Te puedo decir una mentira? TE QUIERO.

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl