♥ ѕєgυι∂σяєѕ ♥

lunes, 21 de septiembre de 2009

Pensar


Y te pones a pensar... y sabes que no puedes dejar de pensar en él, que no puedes estar alejada de él demasiado tiempo, que le necesitas a tu lado, que sin sus besos de por la mañana no eres nadie, que se a convertido en una persona muy importante en tu vida, que se a colado en tu corazón, en lo más profundo, sabes que gracias a él sonríes, te levantas cada mañana con una sonrisa en la boca porque sabes que lo vas a ver. Supongo que si, que es amor, amor del bueno... del que hacía tiempo que no sentía, es más, del que nunca había sentido. Supongo que sí que estoy enamorada, de verdad.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Y volver...

Hace unas horas me di cuenta de que por mucho que pase el tiempo, que aunque pasen los meses algunos sentimientos hacia otras personas no cambian. Tal vez a la vista de los demás sí, pero las personas que realmente lo conocen lo saben, por mucho que intenten ocultarlo. Y de pronto tu mirada con la mía se encontró, fue como aquella primera vez que te vi, la misma sonrisa, la misma felicidad, esos ojos repletos de vida, esa forma al caminar... pero algo ahí cambió, ibas con otra de la mano, mi corazón roto en pedazos. Sentí que mis ojos se llenaban de lágrimas, pero no sólo de tristeza al verte con ella sino también de alegría por volverte a ver. 

No me importa el tiempo, no me importa la situación, sólo me importas tú y lo sabes. Has sido el único capaz de hacerme feliz, de vivir a tu lado los mejores momentos de mi vida. Haría lo que fuera por volver a tenerte o al menos volver aquel tiempo en que éramos felices, en que nuestra única preocupación era estar juntos día a día... Aquí sigo esperándote, frente a una pantalla escribiendo lo que pienso, lo que siento, dando a conocer mi debilidad... Esa debilidad que tiene un nombre... TÚ.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Atrás al tiempo


Desearía poder dar marcha atrás en el tiempo y detenerse en vilo en aquel momento, justo antes de saberlo, y ahí dejar de vivir, de ir hacia delante. En un mágico y terrible equilibrio. Sola en la cama, víctima de sus pensamientos, de hipótesis, de ideas vagas e imprecisas. Caras de personas apenas vislumbradas, de posibles amantes, aparecen y se entremezclan prestándose unas a otras narices, ojos, bocas, cuerpos. Me lo imagino en brazos de otra. Su cara junto a la de aquella mujer imaginaria pero que, desgraciadamente existe. Entonces lo veo sonreír. 
Cómo habrá sido su primer abrazo, su primer beso. Lo imagino en casa arreglándose nervioso antes de salir, probándose camisas, combinando colores, lleno de entusiasmo, de novedad. Oye su corazón latir feliz al oír el telefonillo. Lo veo salir guapísimo del portal, tan guapo como lo estuvo muchas de las veces que salió conmigo, aún más ahora que me ha dejado. Lo veo subir en un coche, saludar a una chica divertida con un beso en la mejilla y alejarse charlando con ella. Frescos y chispeantes, rebosantes de cosas fáciles que decirse, saboreando el perfume del otro y las fantasías comunes. Después, una cena de miradas y de atenciones, de sonrisas, educación, una cena con el escenario adecuado. Más tarde, lo veo pasear por algún lugar del pueblo, lejos de mí, de mi vida, de la infinidad de recuerdos. Lo veo apartarse el pelo como hacía siempre que salíamos juntos, pero ahora lo hace con otra, lo veo sonreír y, lentamente, ve también cómo sus labios se acercan. Entonces sufro como nunca antes lo había hecho. 
¿Por qué, si hay un Dios, lo ha permitido? ¿Por qué no lo ha detenido? ¿Por qué no le ha hecho ver en ese momento algo mío, algo espléndido, el más hermoso de los recuerdos, todo el amor que hemos compartido? Lo que fuera con tal de impedir que cobrar vida un extraño futuro, que aquel beso viera la luz. Demasiado tarde.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Un año

Parece que fui ayer cuando te vi por primera vez. Hoy, hace un año que te conocí, que besé por primera vez tu cara. Que te sentí cerca de mí. Ese día para mí es inolvidable, aunque un año ha pasado, lo sigo recordando, lo sigo viviendo cada día en mi piel y aún hoy deseo revivirlo.

Un año... pasaron tantas cosas. Encuentros. Desencuentros. Enfados. Risas. Pasión. Odio. Amor. Indiferencia. Miradas.
Inolvidable, todo ha sido inolvidable. Tantos cambios de un momento a otro, tantas dudas ocultas detrás de una mirada, tanto miedo oculto tras una falsa sonrisa, pero siempre con ganas de ser feliz, de conseguir aquello que más quieres, que más amas, que más deseas.
¡Qué vida! un día sueñas ... y al día siguiente se hace realidad como por arte de magia. Algo que veías tan distante, inalcanzable y lo consigues...

- Ojalá, hoy, aún todo siguiera así, igual que aquel año que estuve junto a ti.

 
ρσѕα∂α ѕιи ѕυєñσѕ © 2008. Design: ~ Sweet Baby Girl